×

Santiago de Compostela en 1 día.

Santiago de Compostela en 1 día.

Visitar Santiago de Compostela en un día. Este es el reto al que se efrentan muchos de los turistas que nos visitan todos los años y no es tarea fácil. Así que vamos a proponer una serie de puntos turísticos de la ciudad, los cuales creemos imprescindibles, pero seguro que echas en falta alguno así que no te cortes y déjanos tu comentario con los puntos que crees imprescindibles.

Catedral de Santiago de Compostela

Catedral de Santiago de Compostela
            Catedral de Santiago de Compostela

Recogemos el texto de la web Catedral de Santiago. En el que se dice que Bernardo el Viejo, Maestro Admirable, y Roberto, inician la construcción de la Catedral Románica en el año 1075, bajo el reinado de Alfonso VI y siendo Obispo D. Diego Peláez. Tras esta etapa inicial, diversos avatares suspenden o, cuando menos, ralentizan las obras hasta que toman un nuevo impulso en tiempos del Arzobispo Gelmírez, en el año 1100, a cargo del Maestro de Platerías; poco a poco la construcción de la Catedral irá avanzando a lo largo del siglo XII, encargándose, en 1168, al Maestro Mateo, la terminación de la misma, incluyendo el cierre occidental y la construcción del Coro en la nave mayor, de manera que en 1211 se celebra la consagración de la Basílica con la presencia de Alfonso IX.

Aunque la estructura medieval se ha mantenido en lo fundamental, a lo largo de los siglos la Catedral ha ido variando su fisonomía con la construcción en el Renacimiento del Claustro y sus espacios anejos y, sobre todo en el Barroco, en que se realizan obras como la capilla mayor, los órganos, el cierre de la cabecera o la fachada del Obradoiro entre otras importantes actuaciones. Durante el Neoclasicismo se realiza la nueva fachada de la Azabachería y en los últimos cien años se han seguido realizando diversas actuacion.

Mestre Mateo, un genio de la escultura.

Encontramos en National Geographic un texto interesante sobre uno de los nombres másasociados a la Catedral de Santiago, el gran Mestre Mateo.

Pórtico da Gloria
                                Pórtico da Gloria

La mayoría de los especialistas coinciden en señalar al maestro Mateo, de origen seguramente francés, como un adelantado a su tiempo, un arquitecto y escultor universal. Fue en el año 1168, casi un siglo después del comienzo de la edificación románica, cuando Fernando II de León contrató a Mateo para iniciar unas obras que acapararían el resto de su vida, pues no finalizaron hasta 1211. El arquitecto ordenó el derribo de los pies de la catedral con su antigua fachada para edificar un gran pórtico, que sería erigido sobre una amplia cripta. Este doble piso permitía nivelar la construcción y salvar la inclinación del terreno. Mateo terminó de consolidar la fachada con las dos grandes torres que la flanquean y que actúan como enormes contrafuertes.

Pero, sobre todo, Mateo dejó una huella imborrable en la historia de la escultura con su intervención en el pórtico de la Gloria, una de las portadas más ricas y hermosas de todo el arte románico europeo. Hoy se encuentra escondida tras la fachada barroca del Obradoiro, construida a mediados del siglo XVIII para proteger a la vieja portada de las inclemencias del tiempo; ello no impide contemplar uno de los programas escultóricos más completos del arte románico, que por su estilo y cronología enlaza ya con el arte gótico. Mateo lo concluyó en 1180, y sin duda tenía conciencia de su logro, pues inscribió su firma en el dintel y tal vez se representó a sí mismo en una pequeña escultura situada en la parte posterior del parteluz del pórtico.

 

Museo do Pobo Galego.

Triple escalera helicoidal
                  Triple escalera helicoidal

El museo se sitúa en el edificio del antiguo convento de Santo Domingo de Bonaval (s. XVII-XVIII). Las primeras salas abrieron en el año 1977; desde entonces el museo, con gran base social en Galicia, ha rehabilitado todo el recinto conventual e incrementado sus fondos, algo que le ha permitido ampliar sus espacios expositivos y mostrar las diversas manifestaciones de la cultura gallega.

El Museo do Pobo Galego es un museo de carácter antropológico, pero también acoge salas de pintura, escultura y arte sagrada. Las principales colecciones están en relación con la cultura popular, guardando valiosos fondos referentes al mundo marinero y agrario. Otras secciones son las de hábitat, arquitectura, oficios e imprenta, junto a los espacios dedicados a la sociedad. Igualmente posee una excelente colección del traje y encaje tradicional, así como de instrumentos musicales. El recorrido por el museo permite apreciar las colecciones y los objetos en relación su utilización original.

El museo cuenta con una grande oferta de servicios, como una biblioteca que intenta ser un referente bibliográfico de la cultura gallega, albergando los fondos de Xaquín Lorenzo, Xesús Taboada Chivite, Antón Fraguas Fraguas, Antonio Rodriguez Fraiz, Manuel Beiras García y la familia Baltar, además de un archivo gráfico y documental con fondos procedentes de diversas entidades políticas, sindicales, sociales, así como aportaciones de empresas y particulares.

Dispone igualmente de salas para exposiciones temporales, auditorio, sala de audiovisuales y salas de reunión.

La iglesia de Bonaval (s. XIII-XVI) alberga el Panteón de Gallegos Ilustres.

Localización: San Domingos de Bonaval s/n, Santiago de Compostela, 15703

Teléfono: 981 583 620
Fax981 554 840
Precio: Entrada ordinaria: 3 €. Entrada reducida: 1 € (mayores de 65 años, estudiantes). Entrada gratuita: socios del Museo, menores de 16 años y trabajadores en el paro. Grupos a partir de 8 personas: 2 €. Visita a exposiciones temporales y domingos: gratuita.
Horario: Mar-Sáb: 10:30-14:00, 16:00-19:30. Domingo y festivos: 11:00-14:00. Lunes: cerrado
Temporada: Todo el año

Parque de la Alameda.

Aunque el parque recibe el nombre genérico de Alameda, se compone de tres partes bien diferenciadas: el paseo de la Alameda, la carballeira (“robledal”) de Santa Susana y el paseo de la Herradura. La unidad así formada es, desde el siglo XIX, el más importante punto de referencia de los paseos y del ocio de los santiagueses, caracterizada por ser un espacio muy acogedor, una especie de salón natural.
Parque de la Alameda
                         Parque de la Alameda

Su ubicación privilegiada, bordeando una parte de la ciudad histórica, y con una magnífica perspectiva sobre su fachada oeste ´-la más monumental-, lo convirtió en el principal jardín urbano, destacado además por la variedad y porte de sus especies arbóreas y ornamentales, como el conjunto de robles, los espléndidos eucaliptos o la pérgola con vistas que componen los castaños de Indias en el paseo de la Herradura.

El paso del tiempo ha ido dejando huellas en su ordenación espacial, como se puede apreciar en el paseo central, con corredores para las distintas clases sociales del XIX; en el casi arco triunfal que da acceso al Paseo de los Leones, o en la disposición de parterres, fuentes y estanques. Y también en sus edificaciones decimonónicas, modernistas y actuales ‘capilla de Santa Susana, iglesia del Pilar, palomar, quiosco de la música, banco acústico, etc.-, en la abundancia y formas de sus estatuas y esculturas, y en su mobiliario, especialmente los bancos graníticos con artístico respaldo de fundición de la conocida fábrica gallega de Sargadelos.

Son tres localizaciones que entendemos que en un día se pueden visitar de una forma relativamente cómoda. Además al ir de uno a otro a pié, nos obliga a pasear y callejear por la ciudad vieja de Santiago de Compostela, con lo que la experiencia de la visita toma un perfil mayor. Pero, ¿qué tres puntos de Santiago de Compostela dirías que son imprescindibles? ten en cuenta que habría que visitarlos en un día!

Autor

Deja un comentario

X

Llegada:

Salida:

Seleccione fecha para comprobar la disponibilidad